La sensación de “estar enamorado” es cuestión de química cerebral en un 99.9%. En esta química cerebral actúan una pléyade de neurotransmisores como las endorfinas, los endocanabinoides, la vasopresina, la oxitocina, la serotonina y otras como las hormonas sexuales, el óxido nítrico, y factores de crecimiento neuronal. Participan alrededor de 15 elementos, entre neurotransmisores, hormonas y sustancias endógenas; pero la prima donna de este concierto es la dopamina, sin ella no hay amor, sin dopamina no se anexa la otra secuencia de neuroquímicos.

La dopamina es el neurotransmisor vinculado a la sensación de recompensa, donde está incluída la derivada de la conducta sexual. Las variaciones estructurales entre cerebro de hombre y de mujer, hacen que haya funcionalismo diferente, igualmente aplicable a la esfera de lo sexual. La dopamina se considera estrechamente relacionada con el grado de deseo y motivación alcanzado. No obstante, los receptores de la dopamina comienzan a perder su sensibilidad, en un período de aproximadamente tres años. De tal manera en este período de tres años, éstos dejarán de responder al estímulo inicial que desencadenaba la reacción placentera del encuentro con esa persona especial. Y entonces acude la oxitocina al rescate cuya secreción está relacionada con la sensación de apego. Algunas enseñanzas de la neurobiología es que si una pareja no logra construir una relación más allá del enamoramiento o del placer sexual en tres años, lo más probable es que la relación esté emplazada a no continuar.
More information about HONcode

Que hay de interesante en Medicina

Introducción

anigif_enhanced-buzz-29713-1401720487-5 Crédito de imagen: http://lacasitadeisabel.blogspot.com.co/2014_06_01_archive.html

¿Cuál es la utilidad del sexo? La introducción del sexo masculino con la conocida debilidad del cromosoma Y, la producción inducida de testosterona para ayudar a mantener las características secundarias del ser masculino, la inmunosupresión relacionada con esta hormona, la vida más corta del hombre al comparar vs. la mujer, hace que aparentemente dicho cromosoma no tenga mucho sentido desde el punto de vista biológico.

En los mamíferos y los seres humanos en las células sexuales contienen un par de cromosomas sexuales que son los que determinan el desarrollo de las glándulas sexuales y las hormonas correspondientes, de tal forma que la combinación de XY permite el desarrollo de teste, y la combinación de XX la formación de ovarios.

Las glándulas sexuales o gónadas son entonces las que determinan el sexo gonadal, es decir, si hay testes u ovarios. Y de aquí se deriva el fenotipo…

Ver la entrada original 5.456 palabras más

Anuncios