Por considerarlos de interés sobre el tema de evolución de medicina gerenciada en Colombia, van transcritos estos dos artículos, que aparecen en los hipervínculos el día en que fueron consultados.
Tomado de:
http://www.contraloriagen.gov.co/web/guest/boletinprensa/-/asset_publisher/mQ19/content/el-57-de-los-hospitales-publicos-del-pais-se-encuentra-en-niveles-de-riesgo-alerta-el-contralor-edgardo-maya-villazon

El 57% de los hospitales públicos del país se encuentra en niveles de riesgo, alerta el Contralor Edgardo Maya Villazón

COMUNICADO DE PRENSA No. 097

    • De los $36 billones de pesos de recursos de la salud, la Contraloría observa  riesgos en la administración de la base de datos del sistema: existen 155.000 registros que representan $61.800 millones de pesos entre duplicados, multiafiliados y fallecidos.
    • Los incumplimientos enlas obligaciones financieras (pago de facturas)por parte de las EPS, siguen afectando de manera grave la situación financiera de los hospitales públicos y finalmente el servicio de salud a los usuariospese a la existencia de medidas sectoriales sobre la materia, como el giro directo a las IPS, tanto públicas como privadas.
  • “Cuando las entidades hospitalarias tienen que dedicarse a solucionar sus problemas financieros y no a prestar los servicios de salud, no pueden ser eficientes”, dice el jefe del organismo de control.

Bogotá, 16 de junio de 2015.- Un 57,7% de los hospitales públicos del país (más de 1.000) se encuentran en niveles de riesgo y, por tanto, están obligados a implementar programas de saneamiento fiscal y financiero, alertó el Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón.

De conformidad con la Ley, los hospitales deben manejar una adecuada gestión del riesgo y contar con la suficiente capacidad financiera, técnica y de calidad para operar de manera adecuada; sin embargo, en la práctica esto no está sucediendo en el caso de la mayor parte de los centros hospitalarios, subrayó.

“Los hospitales públicos no están prestando de manera oportuna los servicios de salud y tienen problemas de flujo de recursos, toda vez que la administración de las deudas de las EPS con la red hospitalaria es todavía ineficiente y les ha generado problemas de liquidez”, enfatizó el Contralor Maya Villazón en una entrevista que concedió al programa institucional de la CGR “Colombia tiene Control”, que se transmitió anoche por Señal Institucional.

Según explicó, los problemas en el flujo de recursos de los hospitales públicos se vienen dado, entre otras, por las siguientes razones:

    • Las EPS siguen sin cumplir con la normatividad vigente que establece que el giro de los recursos por capitación debe hacerse anticipadamente dentro de los primeros 10 días de cada mes.
    • En los casos en que los servicios se prestan por evento, una vez presentada la factura la EPS debe girar por lo menos el 50% de los recursos dentro de los 5 días posteriores a su presentación, pero tampoco se cumple.
    • Las EPS no resuelven oportunamente las glosas sobre esas cuentas que se presentan, justificadas o injustificadas, que se generan en el cobro de los servicios por parte de los centros hospitalarios.
    • Existen EPS en liquidación que están insolventes y no pueden cancelar la totalidad de las deudas con los hospitales y éstos afrontan una crisis económica muy grave, que los lleva a no pagar a su empleados, médicos y enfermeras y a evitar cancelar las cuentas de servicios públicos, acudiendo incluso a tutelas para que no les corten la luz y el agua por ser entidades prestadoras del servicio de salud.
    • Y el proceso de facturación por parte de la red hospitalaria presenta notorias debilidades.
  • “En conclusión  -resaltó el Contralor- la oportunidad en la prestación de las servicios de salud está muy asociada a la capacidad financiera, aunque no es la única condición”.

Impacto de las medidas adoptadas por el Minsalud

Las Empresas Sociales del Estado ESE dependen principalmente de los servicios que presten, es decir de lo que facturan, y sobre este aspecto la Contraloría ha observado dificultades en el flujo de los recursos.

“Pese a la medidas que ha adoptado el Ministerio de Salud como el giro directo y la compra de cartera; aún existen pasivos entre las EPS y las ESE sin normalizar, lo que significa que pese a que los hospitales públicos han garantizado el servicio a la salud, dejan de contar oportunamente con recursos para su operación, lo que afecta su capacidad financiera, impactando esto en la prestación del servicio a los ciudadanos”, sostuvo Maya Villazón.

Lo preocupante también que la crisis financiera que afecta a los hospitales públicos también está tocando a algunos hospitales privados, añadió.

El jefe del organismo de control confió en que la prestación del Servicio de Salud a todos los colombianos se mejore con la  implementación  de la  Ley Estatutaria No. 1751 del 17 de  febrero  de  2015, “por la  medio  de la  cual  se  regula  el  derecho fundamental  a la  salud”.

Otros recursos en riesgo

Un punto sobre el que también expresó preocupación el Contralor General Edgardo Maya Villazón es el riesgo de ejecución en que se encuentra un porcentaje importante de los recursos para la salud.

De este total de recursos, estimados en $36 billones, se han observado riesgos en la gestión, tales como la administración en las base de datos de afiliados al sistema,  donde  se ha  evidenciado por parte de la Contraloría  General  la   existencia  de 155.000 registros que representan $61.800 millones de pesos entre duplicados, multiafiliados y fallecidos,  situación  de la que debidamente que  se informó al Ministerio  de  Salud  y Protección Social.

Adicionalmente   se han evidenciado  otros riesgos asociados al registro de cartera entre EPS e IPS.

Y, por otro lado, se  ha establecido que  cerca de $2 billones  de los recursos de salud pública, dejan de ser efectivos, es decir, que las metas y las acciones relacionadas con la prevención primaria no  generan impacto en la población objetivo.

Vigilancia a $1.4 billones de recursos de salud transferidos a las regiones

“En el  año  2015, la Contraloría General de la República vigilará $1.4 Billones de los recursos de Salud  transferidos  por el  Sistema    General  de  Participaciones, que se dedican a   los  componentes  de  Salud  Pública  y a la  atención de la   población  pobre no  cubierta  con  subsidios a la demanda,  mientras  que  en el  año 2014  se auditaron $ 112.406 millones,  lo que significa un incremento superior al 1000%.”, destacó el Contralor.

En desarrollo del Plan de Vigilancia y Control Fiscal del 2015, la Contraloría General de la República estableció una estrategia nacional para vigilar los recursos del Sistema General de Participaciones–SGP, asignados en la vigencia 2014, con el fin de incrementar la cobertura territorial, entre  los  que  se  incluyen los recursos de la salud pública,  en los 32 Departamentos, las  ciudades  Capitales  y tres municipios con mayor riesgo en cada departamento.

La CGR está terminando auditorías a Caprecom, al Ministerio de Salud, a las EPS DUSAKAWI (en el Cesar) y ANAS-WAYUU (en La Guajira), y a la Asociación Indígena  del  Cauca  – AIC(Cauca), entre otras, y los resultados de la mismas se encuentran próximos  a salir; para el segundo  semestre, se ha proyectado realizar otras auditorías sobre entidades  del sector salud, tales como la Superintendencia Nacional de Salud, anunció finalmente el Contralor Maya Villazón.

Tomado de http://www.opinionysalud.com/actualidad/termometro/item/8515-plan-de-desarrollo-el-jaque-mate-del-ministro-alejandro-gaviria

Plan de Desarrollo: el “jaque mate” del ministro Alejandro Gaviria

Escrito por  opinionysalud

Plan de Desarrollo: el "jaque mate" del ministro Alejandro Gaviria

 

Los anuncios hechos recientemente en Barranquilla por el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, sobre el reemplazo del Fosyga por la Unidad de Gestión y los recursos que podrán utilizar las Cajas de Compensación para sanear sus carteras, dan cuenta de lo que se venía advirtiendo por parte de varios actores del sistema de salud: que la Reforma Ordinaria, que no pasó en el Congreso de la República, terminó colándose en el Plan Nacional de Desarrollo y en otras “pequeñas reformas” que el propio Ministro, con el aval de los congresistas, ha ido sacando adelante.

Una jugada maestra podría decirse, dio el Ministro, al bajar el tono al tema y conseguir introducir entre los 267 artículos que contempla el documento final conciliatorio del Plan de Desarrollo, un total de 13 (65, 66, 67, 68, 69, 70, 71, 72, 73, 83, 84, 98 y 99)  que se refieren al Sistema General de Seguridad Social en Salud, los cuales tocan puntos neurálgicos y que habían sido cuestionados en la abortada reforma ordinaria.

De nada valieron los llamados de atención hechos sobre el tema por la “Coalición por la Salud”, de la que hacen parte la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, la Asociación de Pacientes de Alto Costo de la Nueva EPS, Movimientos Social Pacientes Colombia, Fundación Simmon, Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación, SCARE, Secretaria de Salud de Cundinamarca, Colegio Médico de Bogotá y Cundinamarca, Confederación de Profesiones de la Salud, COPSA, Asociación Nacional de Profesiones de la Salud, ASSOSALUD, Federación Médica Colombiana, Federación Odontológica Colombiana y el Colegio Colombiano de Odontólogos.

Todos los cuestionamientos iban enfocados a cosas en particular. La primera que se hizo lo que se estaba alertando, introducir una reforma dentro del Plan de Desarrollo. Lo otro, que en el entendido de estas agremiaciones, varios de los artículos contradicen lo sancionado y acordado en la Ley Estatutaria de Salud; y lo tercero, que no se proponen cambios de fondo al Sistema. Tampoco se tocó la verticalización de los servicios, ni se propuso un cambio radical al sistema de aseguramiento y el papel de las EPS.

Es decir, que nada garantiza que estos cambios salidos del Plan Nacional de Desarrollo y de otras iniciativas servirán para acabar con la dificultad que padecen los colombianos para tener acceso a los servicios de salud, que se supone debería ser el máximo objetivo de cualquier reforma.

Entre las “jugadas maestras”, vale la pena mencionar la facultad que se reconoce a la Supersalud para convertir en sociedades anónimas a instituciones de naturaleza cooperativa que se encuentren en intervención forzosa administrativa – entiéndase Saludcoop -, señalaron las agremiaciones “es un proceso que por lo menos en la forma como se presenta, no brinda garantías. Si las acciones se distribuirán en los cooperados, es decir a sus actuales dueños, ratifica que esa EPS será devuelta a quienes permitieron los manejos indebidos”.

Así como que otro de los recursos que recaudará la unidad de gestión, corresponde a los “copagos por concepto de prestaciones no pos, concepto que no se entiende a la luz de las disposiciones de la ley estatutaria de salud, toda vez que en las definiciones del derecho fundamental a la salud, no se establecen coberturas No Pos, sino exclusiones, aún pendientes de reglamentación”.

Estos cuestionamientos formulados por la Coalición por la Salud se presentaron a los congresistas de las comisiones tercera, cuarta y séptima del Senado de la República y la Cámara de Representantes, las múltiples observaciones a los artículos propuestos en el Plan Nacional de Desarrollo, pero casi ningún eco tuvieron.

En síntesis tocará esperar de qué manera el Gobierno conciliará lo irreconciliable entre la Ley Estatutaria en Salud, lo que quedó consagrado en el Plan Nacional de Desarrollo y lo que vaya saliendo de las ”pequeñas reformas” del sector que hacen trámite en el Congreso y si efectivamente en la práctica permitirán a los colombianos, ahora sí, tener efectivamente un derecho a la salud.

Lea el texto completo del Informe de conciliación al Proyecto de Ley 138 de 2015 Senado y 200 DE 2015 en Cámara en el archivo anexo.

Anuncios